Editorial Fases del jugón

Published on enero 25th, 2018 | by José Luis Zapata De Santiago

0

Las 8 fases del fanático de los juegos de mesa

Entrar a cualquier hobby es un proceso de aprendizaje. Un proceso que nos permite conocer mejor aquello que nos apasiona, pero también conocer más acerca de nosotros mismos. En La Matatena hemos visto a varios de nuestros conocidos que han sido picados por el bicho de los juegos de mesa. Y hemos visto su evolución muy de cerca y las han bautizado en Reddit como las 8 fases del fanático de los juegos de mesa.

El camino en convertirse en un jugón es una experiencia que se vive sólo una vez. Desde ese momento en el que haces un descubrimiento hasta que encuentras tu estilo único hay un gran margen. Y si algo es cierto es que nunca terminas de aprender y evolucionar. Conforme el hobby crece, cada vez más y más personas hacen este hermoso camino. ¿En qué parte vas tú?

1. Ignorancia

No sabes nada de nada. Vives en una hermosa ignorancia de los juegos de mesa modernos. Has jugado Monopoly, Clue y otros. Lotería o el Juego de Oca. ¿Juegos de mesa modernos? ¿Qué es eso?

De hecho si eres de ese grupo, felicidades. No sé cómo has hecho para llegar al blog. Pero tienes un camino genial por delante. Deberías leer nuestra introducción a los juegos de mesa modernos para gente que no juega.

La mayoría de la gente se queda en esta etapa casi toda su vida. A menos de que alguien o algo hagan que abran los ojos.

2. Descubrimiento

Acabas de descubrir que existen los juegos de mesa modernos. Quizás un amigo te los mostró o viste a alguien jugando y te ganó la curiosidad. Al final terminaste jugando algo.

Te agrada la idea de los juegos de mesa, te acabas de dar cuenta que hay miles de juegos. Y muchas personas dispuestas a jugar. Quizás entraste a alguna página de Facebook o comunidad a ver quién estaba ahí. Viste que existe BoardGameGeek y blogs como La Matatena.

Empezaste a ver canales de Youtube. Analisis Parálisis, La Mazmorra de Pacheco, Ketty, Unna Unna, DeMesa y algunos otros en español. Y muchísimo contenido más en inglés: Rahdo, Dice Tower, Drive Through Reviews o Watch It Played. Debido a la gran cantidad de juegos de mesa has comenzado a buscar en Google listas con los mejores (¿Top 7 Roles Ocultos? ¿Lo mejor del 2017? ¿Juegos abstractos? ¿Solitario? ¿En pareja?). Empiezas a ver que hay distintos tipos de juegos de mesa.

3. Novato

A través de la experiencia o lectura te has dado cuenta que hay distintos estilos de juegos. Has encontrado términos como eurogamesameritrash y aunque son ideas algo complejas parece ser que es una división que ves claramente.

Has investigado lo suficiente acerca de juegos de mesa para tener una idea básica de lo que crees te podría gustar jugar. Empiezas a comprar juegos con mucha cautela (¡son bastante caros!), basándote en varias reseñas y videos. Te das cuenta que hay varios juegos que se pueden jugar en solitario y son bastante entretenidos.

Piensas que “no eres tanto de etiquetas”, lo que te gusta es jugar y ya. ¿Por qué hacer separaciones?

4. Locura

Inicialmente te convenciste que ibas a probar uno o dos juegos de mesa. De alguna manera, terminaste gastando bastante dinero en juegos de mesa y has terminado por aceptar que los juegos de mesa son tu nuevo hobby.

Gastas parte de tu sueldo en compras por impulso o en Kickstarters porque todos dicen que “serán una joya”. Ves religiosamente un canal de YouTube para no perderte de nada. Has decidido encontrar gente con gustos parecidos para jugar de vez en cuando.

Empiezas a buscar ofertas de juegos de mesa y estás apoyando más proyectos de crowdfunding de los que deberías. ¿De qué manera saber que seguro estás en la locura? Empiezas a desear que para tu cumpleaños la gente te regale juegos de mesa. Incluso tienes una wishlist por ahí.

5. Perdido en el hobby

Los jugadores que están perdidos en el hobby rara vez suelen jugar un juego más de una vez porque tienen muchos o simplemente porque quieren jugar muchos más. Les gustaría jugar un juego Legacy (y algunos lo logran), pero tantas sesiones de juego pudiendo haber jugado otras cosas distintas parecen un desperdicio. Sobre todo habiendo tantos juegos por jugar.

Escoger qué juego vas a sacar a la mesa se convierte en su propio metajuego.

Pasas horas en la BSK o en BGG, tanto que podría ser considerado un trabajo de medio tiempo en si mismo. Has empezado a pensar en ir a alguna convención o evento grande y quieres ir a Spiel en Alemania o a GEN Con para ver de qué se trata.

6. “Reality Check”

Aquí suceden una de dos cosas: te empiezas a dar cuenta de tu realidad o empiezas a gastar tanto que hace mella en tu economía. De cualquier manera, te estás dando cuenta que es difícil encontrar tiempo para jugar juegos nuevos con la misma velocidad con los que los compras.

Ya te diste cuenta que los juegos de mesa no son Pokémon: no hay que atraparlos todos. Empiezas a disfrutar ciertos tipos de juegos por encima de otros y te das cuenta de cuáles son. Tus compras ya no son tan impulsivas; aunque sabes que no tienes tanto tiempo para jugar, te aseguras de tener por lo menos dos sesiones al mes. ¿El síntoma inequívoco de que estás aquí? Tienes un mueble “para los juegos”.

Has empezado a consumir contenido más especializado; ver canales de YouTube, blogs o incluso podcast (como el buen Mariachi Meeple), y cada vez quieres consumir más.

7. Aceptación

Ya aceptaste que vas a ser un jugador de por vida y estás en paz con esa decisión. Tu familia lo sabe y probablemente jueguen contigo. Tus amigos saben que te gustan los juegos de mesa y tienes grupos de juego geniales.

Has pensado en asignarle una parte de tu casa o incluso un cuarto a tu hobby. Por primera vez has empezado a quitar juegos de tu colección. Quizás los vendiste o regalaste porque ya no tienes tanto espacio para tenerlos todos.

Ya interiorizaste la idea de que no puedes jugar todos los juegos y quizás tienes algunos favoritos que juegas mucho, pero de vez en cuando sale alguna novedad que te llama la atención. Aún así, sabes muy bien si un juego tiene cabida en tu ludoteca o no.

8. Gurú

La última de estas fases. Has jugado cientos de juegos distintos, probablemente más de 500. Eres miembro de varios grupos de juego y te has dado cuenta que grupos distintos tienen distintas mecánicas y dinámicas únicas.

Sabes qué tipo de juegos disfrutas y reconoces las mecánicas específicas que no te gustan en un juego. No andas evangelizando a la gente activamente, pero si alguien te pregunta, eres un gran embajador del los juegos de mesa y no un esnob clásico de cualquier pasatiempo.

Tu amplio conocimiento te permite discutir civilizadamente y con claridad acerca de los juegos de mesa; además de que puedes hacer predicciones de si algún juego será bueno o no con relativa certeza. Para agregar un nuevo juego a tu ludotecta, es necesario que pase un escrutinio severo y una prueba de fuego. No cualquier juego entra porque tienes una selección de juegos que te ha costado destilar, pero que se ajusta a tus gustos a la perfección.


El camino a convertirte en un “iluminado” de los juegos de mesa está lleno de experiencias. Sin importar si apenas comienzas o si eres uno de esos machotes lúdicos, los juegos de mesa son una experiencia que puede llegar a cambiar tu vida. Platíquenos, ¿en qué fase se encuentran ustedes? ¿qué fase agregarían? ¿a dónde quieren llegar en el hobby?


About the Author

Electrónico, blogger y fanático de los juegos de mesa. Los dados no me quieren pero yo los quiero de todas maneras.



¿Que opinas de este artículo? ¡Deja un comentario!

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Back to Top ↑