• Reseñas Friday, una aventura en solitario

    Published on abril 19th, 2017 | by José Luis Zapata De Santiago

    Friday: intentando ayudar a Robinson Crusoe

    En ocasiones pasadas (como en nuestro Top 7 de juegos de culto a lo viejo) hemos hablado de Friedmann Friese, el diseñador alemán que tiene entre sus juegos el famoso Power Grid (en alemán Funkenschlag), el cual es considerado su obra maestra. Entre las cosas que hacen muy curioso a Friese es su obsesión con la letra “F” y su gusto por el color verde. Todos sus juegos tienen eso en común y Friday (Freitag en alemán) no es la excepción.

    Friday es fruto de una de las muchas manías de Friese: el Freitag Project. Cada viernes, Friese se dedica a diseñar un juego que solamente se podrá diseñar y trabajar en él los días viernes. El primer juego de esos es llamado Black Friday, con temática del mercado accionario. El segundo es el que analizaremos hoy, con temática de Robinson Crusoe y (más específicamente) el nativo al que salva de ser comido por unos caníbales y se convierte en su sirviente.

    Para la temática del juego, tu eres Friday y tu trabajo es encargarte de que Robinson no muera y que aprenda todo lo necesario para sobrevivir en la isla en la que vive (y en la que según la clásica historia, vivió más de 25 años).

    Mecánicas de juego

    Friday es un juego de cartas en solitario. La mecánica básica del juego es un deckbuilding o construcción de mazo de cartas; esto quiere decir, que durante el transcurso del juego, intentarás agregar cartas buenas a tu mazo mientras te deshaces de aquellas que no te favorecen.

    Cada turno pelearás contra alguna de las cartas de retos o peligros de la isla. Si logras vencerla, podrás aprender algo y agregar ese peligro a tu mazo, en forma de una carta con mejoras. Si no logras superar el reto, perderás puntos de vida. Pero perder también te permitirá aprender, así que tendrás la opción de desechar algunas de las cartas que te arruinaron, pagando un costo extra de vida. Si pierdes todos tus puntos de vida, pierdes la partida. Sobrevive 3 rondas (en las que la dificultad irá aumentando) y pelea contra los piratas para ganar.

    Los componentes en Friday son principalmente cartas y los meeples de vida, que supongo que simulan una especie de trigo salvaje. Las cartas de Robinson están divididas en tres grupos, cartas de tu mazo base, cartas peligros y cartas de envejecimiento. Además de eso hay unas cartas que te ayudarán a marcar la ronda y unas cartas que te dirán la magnitud del desafío final: los piratas.

    Setup inicial de Friday

    Friday se juega en 4 rondas, las rondas se terminan cada que el mazo de peligros se acaba y se vuelve a barajar. Una vez que acabas con el arreglo inicial del juego (tal como se ve arriba), es tiempo de jugar.

    Cada turno, el jugador toma dos cartas del mazo de peligros (que está a la izquierda), selecciona una para pelear y la otra para descartar. Quizás estés tentado a siempre tomar la más sencilla, pero vale la pena ver que conforme pasa el juego, esa carta volverá y será más poderosa.

    Una vez que eliges una carta de peligro, la pones al centro del área de juego y juegas las cartas indicadas de tu mazo personal (en este caso, a la derecha). Si tu valor de pelea es igual o mayor que el de la carta de peligro, superas el reto y esa carta pasa a formar parte de tu mazo (en la pila de descarte). Esa carta está dividida en dos, en una parte está el peligro que hay que enfrentar y en la otra está lo que Robinson aprende al superar la carta. Algunas de esas cartas incluyen algunos poderes especiales que te ayudarán en el juego.

    Si no superas el peligro, tienes la oportunidad de poder jugar más cartas, pagando un punto de vida por cada carta extra que quieras jugar. O también puedes decidir perder el reto. En caso de decidir perder, tienes que pagar los puntos de vida de diferencia entre tu puntaje de pelea y el valor de la carta. Lo bueno de perder es que aprendes. Y por cada punto de vida que pierdas, puedes quitar una carta de tu mazo (de las que jugaste ese turno). Esa es la manera de quitar las cartas con valores negativos o con desventajas.

    Así se juega hasta que el mazo de peligros se termine. Cuando esto pasa, comienza la siguiente ronda, pero ahora los peligros serán más difíciles de superar. Si superas tres rondas, será hora de pelear con los piratas. Pero no es todo tan fácil. Conforme pasa el tiempo, Robinson envejece. El juego representa esto haciendo que cada vez que el mazo de Robinson termine, tengas que tomar una carta del mazo de envejecimiento, las cuales tienen cartas con efectos negativos.

    Si en algún momento pierdes todos tus puntos de vida, pierdes.

    Conclusión

    Friday es una experiencia única para un sólo jugador. Aún así, hay varios detalles que harían que me gustaría un poco más. Primero que nada, siento que el juego dura un poco más de lo que me gustaría. El juego fácilmente se puede extender en media hora, que siento es un poco largo para un juego solitario. 15-20 minutos lo haría mucho más dinámico, porque puede ser algo repetitivo.

    Algo que también deja mucho que desear es la traducción de las reglas al inglés que ha hecho Rio Grande Games; es muy fácil, al empezar a conocer el juego, cometer errores que pueden romperlo en absoluto. Y ni siquiera son por descuidos. No siento que las reglas sean lo suficientemente claras.

    Creo que es de los juegos en solitario que más me han gustado. Friday es una gran experiencia, muy temática, que le da un nuevo sabor al deckbuilding y lo hace grande en un juego en solitario. Las mecánicas cumplen y reflejan muy bien la temática del juego. El juego es entretenido y es un reto constante, además de que hay maneras de hacerlo más difícil o de puntar tus juegos para ir mejorando. Muy recomendable.

    Tags: , , , ,


    About the Author

    Electrónico, blogger y fanático de los juegos de mesa. Los dados no me quieren pero yo los quiero de todas maneras.



    Back to Top ↑