Reseñas

Published on abril 28th, 2020 | by José Luis Zapata De Santiago

0

Avance – Dodos Riding Dinos: Carreras locas y familiares

Tiempo de lectura: 5 minutos

Nota: Los componentes y reglas que estamos reseñados son prototipos avanzados de Dodos Riding Dinos. Lo que reseñamos aquí puede ser algo distinto a lo que se termine publicando. Éste artículo es un avance, pero puedes obtener más información en la página de la campaña. La editorial nos mandó el prototipo avanzado para hacer la reseña. Por causas de fuerza mayor, sólo pudimos jugar el juego a dos jugadores para hacer ésta reseña.

Algunas veces nos han pedido que hagamos avances de juegos que serán lanzados a Kickstarter. Muchas veces decimos que no, porque nos gusta reseñar (y jugar) cosas que creemos que nos van a gustar y de las cuales ya hemos tenido una idea o sabemos de qué va. En el caso de Dodos Riding Dinos, de Detestable Games, es un poco diferente. Conocemos personalmente a los chicos de Detestable Games, Draco Studios y al diseñador Ruben Hernández. El juego nos interesa porque es un juego creado en México, ilustrado en México y diseñado por un Mexicano. Pero también porque reconocemos que es un diseño interesante y queríamos saber qué era lo que Rubén se traía entre manos. Y acá se los compartimos.

En Dodos Riding Dinos los jugadores son dinosaurios que intentan ser el primero en llegar al huevo-trono de la isla de los Dodos y los Dinosaurios para reclamarlo. Porque así funciona la carrerocracia en Dodino Island. O no sé. Es una buena excusa para crear arte divertido para un juego de carreras. Es así como tenemos dos seres extintos uniendo sus fuerzas para ganar una carrera. Y si les llama la atención el tema o les interesa saber más de un juego ligero de carreras, les va a interesar Dodos Riding Dinos (DRD).

Mecánicas de Juego

Dodos Riding Dinos es un juego de carreras y movimiento punto a punto para hasta 6 jugadores. Al inicio del juego, cada jugador recibe un Dodo Montando un Dinosaurio que tiene un poder único y seis cartas de movimiento. Además, los jugadores compiten por ser el primer jugador y se posicionan en la línea de salida de acuerdo a su posición.

Existen tres tipos de cartas de movimiento: cartas normales, cartas agresivas y cartas rápidas. Todas las cartas tienen un número que representa los espacios a avanzar y un poder único. Además de que todas las cartas cuentan con ilustraciones únicas.

Cada turno se divide en dos fases. En la primer fase, los jugadores escogen en secreto una carta y la revelan al mismo tiempo. Las cartas se van resolviendo en el orden del turno (primero el jugador inicial, luego los siguientes jugadores en el sentido horario). Pero hay una condición interesante: si dos o más jugadores juegan una carta agresiva (que normalmente permite atacar a otros jugadores), las cartas pierden su poder único.

Cada jugador resuelve su carta moviéndose y (en caso de ser posible) haciendo su acción única.

Entre las acciones únicas que vas a encontrar hay mecánicas que son de destreza. Es decir, hay cosas como lanzar un meteorito desde encima de la mesa, lanzar un meeple de banana desde tu lugar poniendo el codo sobre la meza (se ve muy salt bae) o incluso poner un meeple de huevo en el lugar en el que estás y golpearlo con los dedos, todo intentando golpear los meeples de los otros jugadores para hacerles daño. Cada que les haces daño los haces retroceder y haces que pierdan cartas.

En las cartas también vas a poder encontrar mecánicas take that que te permitirán avanzar o hacer daño a los otros jugadores de otras maneras.

Pero no todo acaba ahí. Las cartas rápidas te permiten jugarlas en la fase de resolución cuando se está avanzando (y sólo en ésta fase). Éstas cartas rápidas te permiten hacer acciones como avanzar recibiendo daño o bloquear las acciones de otros jugadores.

Al final de la ronda, todos los jugadores reciben una carta excepto el que vaya en primer lugar. Si un jugador se queda sin cartas, retrocede tres espacios y puede tomar cinco cartas. Y el token del primer jugador pasa al siguiente jugador en sentido de las manecillas del reloj.

El juego termina cuando un jugador cruza la meta. Se completa esa ronda y el jugador que haya quedado más adelante en la pista será coronado ganadodor.

Conclusiones

Primero hablemos de lo más obvio: los componentes. La copia que recibimos es un prototipo y lo estamos evaluando como tal. La versión final del juego va a contar con meeples de dinosaurio hechos en madera y miniaturas esculpidas por Marchen Atelier, de mucha calidad en cuanto al diseño y simplemente geniales.

Para mí, ésto es algo completamente innecesario desde el punto de vista de jugabilidad y seguramente sólo lo hicieron porque al mercado de EEUU le gusta el plástico y es el mercado al que hay que apuntar. Ellos incluso sugieren quitar las miniaturas y poner los meeples cuando se tengan que hacer acciones de golpear a los otros jugadores. ¿Se imaginan detener el juego y cambiar las 5 figuras cada ronda? Yo no. Y por desgracia, ésto sólo sube el precio del juego.

El arte del juego es muy bueno. Hecho por Gnomosapien Studios (a quienes entrevistamos cuando vinieron a la Roll A Game Expo 2019 en Guadalajara), el arte queda con el tema ridículo. Muy caricaturezco, muy absurdo y en algunas cosas me recuerda series como Invader Zim. La verdad es que normalmente el arte de Gnomosapiens no es tanto mi estilo, pero utilizado correctamente es una gran adición al juego. Y acá lo lograron.

El diseño gráfico seguramente seguirá mejorándose. Hay algunos (muy) pequeños detalles en cuanto a la legibilidad de las cartas y la adición de texto decorativo (flavor text) que es parte de la instrucción en el caso de los poderes especiales. Me gustaría que fuera un poco más claro el diseño de las cartas, pero es bueno. Y otra vez el arte es muy divertido.

Lo único que me preocupa es el precio. Entiendo lo que representa lanzar un juego con la calidad que esperan y seguramente la campaña será un éxito. Pero sigue siendo costoso, sobre todo tomando en cuenta que se trata de un juego familiar y de complejidad de media a baja.

Ahora hablemos sobre las mecánicas. ¿Les gusta la idea de jugar Mario Kart hecho juego de mesa? Porque ésto es lo que logra Dodos Riding Dinos. Un juego ligero, familiar, que todos pueden jugar y pasar un buen rato. Chicos y grandes. Inesperado y emocionante, pero bien pensado y equilibrado. Una experiencia muy buena si lo que buscas es un juego ligero para jugar con la familia y los niños. Llama la atención desde la temática y se convierte en un juego que es congruente con lo que propone.

La parte de destreza es algo que no esperábamos y que le da un extra y lo hace sentir muy familiar y le agrega otro factor divertido que seguramente a todos los niños les encantará. Y a muchos grandes también.

Y no se dejen engañar porque sea un juego ligero. Como experiencia es bastante divertido. Nosotros lo jugamos sólo a dos jugadores, pero el juego permite añadir «retadores» que son jugadores que se juegan en automático, y lo hicieron de una manera inteligente. Incluso lo llegamos a jugar en solitario y la experiencia es buena. Aunque aún así creemos que el juego ha de brillar a entre 4 o 6 jugadores (humanos). Eso sí, hay mucho caos y la experiencia de no saber qué jugar o cuánto influye la estrategia y cuánto suerte y destreza puede no gustarle a todos (aunque eso retrata muy bien el sentimiento de Mario Kart). La verdad es que cumple y da un poco más.

Si les llama la atención, les sugerimos que chequen la campaña de Dodos Riding Dinos en Kickstarter para darle mejor seguimiento y que le den una oportunidad, porque es una experiencia muy divertida.

Tags: , , , ,


About the Author

Electrónico, blogger y fanático de los juegos de mesa. Los dados no me quieren pero yo los quiero de todas maneras.



¿Que opinas de este artículo? ¡Deja un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top ↑