• Editorial Feast For Odin: bastante análisis parálisis

    Published on febrero 20th, 2017 | by José Luis Zapata De Santiago

    Jugadores lentos: la psicología detrás del Análisis Parálisis

    ¿Alguna vez quisieron arrancarle la cabeza a una de las personas con las que juegan juegos de mesa porque tardaron demasiado en su turno? Probablemente esa persona tuvo un poco de análisis parálisis o algo de síndrome del jugador extremadamente lento (SJEL o JEL). Y quizás este texto nos ayude a entender mejor qué pasa en estos casos.

     

    Imagina el siguiente caso:

    Le acabas de enseñar a tus amigos un nuevo juego de mesa. Es genial, lo amas y lo has jugado varias veces. No puedes esperar a empezarlo y que tus amigos compitan contigo. Sabes que son bastante inteligentes y quisieras jugar con ellos. Explicaste correctamente las reglas y todos saben lo que está pasando. O eso es lo que piensas.

    Después de unas cuantas rondas te das cuenta de algo: un jugador está usando demasiado tiempo en su turno. Primero piensas “está aprendiendo el juego. Después de la quinta vez que sucede, sacas el celular y abres Facebook. Te desconectas del juego. De repente es tu turno de vuelta. Y culpas a tu compañero de juego de haberte distraído.

    El juego sigue y en lo único que piensas es en lo lento que esa persona es. Cada turno no puedes hacer otra cosa que concentrarte en lo lento que juega. Pareciera que cada vez tarda más tiempo.

    ¿Por qué hace eso? ¡Sólo está viendo al tablero! Ya le había dicho que hay un término para las personas que piensan demasiado en un juego: Análisis Parálisis. ¿Se le olvidó? ¿Por qué no juega y ya? Piensas mientras sufres con cada minuto que pasa.

    Tus demás compañeros se dan cuenta de tu incomodidad y son infectados por ella. Todos se dan cuenta de lo lento que es. Y el siente la presión. Esto se hace muy frustrante. Y puede arruinar la experiencia de juego. No sólo para ti, o para los demás. También para el jugador lento.

    ¿Qué es lo que está sucediendo en este caso? Básicamente sucedió algo que no esperabas. Normalmente juegas este juego con otras personas y todo rápido y ágil. No esperabas que esto sucediera.

    En estos casos pueden suceder muchas cosas malas. Tu amigo se puede sentir tonto y su autoestima se puede ver afectado. Si es de sus primeros encuentros con juegos de mesa modernos, probablemente termine odiándolos. O probablemente ya no quiera volver a jugar con ese grupo. Pierden la concentración del juego. Todos tienen una mala experiencia de juego

    ¿Y la diversión? ¿Y el ambiente lúdico? ¿Y la convivencia sana? Vamos un poco más allá.

    Five Tribes

    ¿Qué pasa con los jugadores lentos?

    Lo primero es entender lo que está pasando.

    Lo primero es que tu amigo el lento esté apenas aprendiendo el juego y quiere verse como alguien inteligente y sorprendente enfrente de las demás personas. No quiere perder. ¿Quién quiere perder?

    Incluso puede que no sepa que el tardar mucho y que los demás jugadores no jueguen puede ser algo malo en los juegos de mesa. Puede que sea una de esas personas extremadamente analíticas.

    Hay que comprender que esa persona no intenta hacer que nos la pasemos mal. Él está jugando un juego de mesa con nosotros y esperaba pasarla bien. La frustración que puede generar eso y nuestra impaciencia puede arruinar una noche de juegos de mesa, o peor aún: una amistad. Ningún juego es tan importante.

    Normalmente lo que pasa en la mente del jugador perfeccionista (también conocido como el jugador lento) es un proceso bastante sencillo: ellos no se quieren ver mal y quieren ganar.

    Un jugador demasiado analítico se da cuenta cuando está siendo demasiado lento. Probablemente empiece a intentar pensar sus jugadas con anticipación. Pero también quiere ver qué es lo que hacen los demás para aprender de ellos. Intentan encontrar el balance entre ganar haciendo las jugadas perfectas y disfrutar el juego. Pero normalmente estos jugadores se obsesionan con ganar.

    La palabra clave es la obsesión. Muchas de estas personas han tenido buenas experiencias obsesionándose con cosas. La tenacidad y el analizar las cosas mucho antes de hacerlas les ha funcionado en la vida. Pero a veces esas ganas extremas de ganar y aprender pueden ser contraproducentes.

    ¿Qué podemos hacer para ayudar a los jugadores lentos?

    Lo más básico es prepararnos para esta situación. Ser proactivos y anticipar estas cosas es un buen primer paso. Algo que ayuda mucho es darle un contexto a nuestra situación que permita que todos en la mesa se adapten a este nuevo ambiente. Los humanos somos buenos adaptándonos pero normalmente nos toma tiempo.

    Para combatir el análisis parálisis se puede contextualizar un primer juego diciendo algo como lo siguiente:

    “Si esta es la primera vez que juegan lo más probable es que no entiendan todo lo que están haciendo. Yo no entendía todo la primera vez.

    En lugar de enfocarse en encontrar la jugada perfecta, les sugiero que no tarden mucho tiempo en pensar y se enfoquen en lo que está pasando y lo que los demás jugadores están haciendo.

    Experimenten. De esa manera van a aprender el juego de manera más rápida. Quizás no ganen esta vez, pero las siguientes serán mucho más fáciles si en esta ocasión se concentran en aprender.”

    Si contextualizamos de esta manera, todos van a saber de qué se trata y esto afectará la manera en que juegan. Les aseguro que hará que el juego sea mucho más dinámico.

    El contextualizar y hacer que los jugadores se concentren en divertirse y aprender, logrará mucho. Después habrá tiempo para la competitividad, pero normalmente los jugadores más competitivos o más experimentados no son tan propensos al análisis parálisis.

    ¿Cuál ha sido la peor experiencia de análisis parálisis que hayan visto? ¿Cómo lidiaron con ella? ¿Cuál ha sido el juego que les ha dado más análisis parálisis?

    Tags: , , , ,


    About the Author

    Electrónico, blogger y fanático de los juegos de mesa. Los dados no me quieren pero yo los quiero de todas maneras.



    Back to Top ↑