• Reseñas Scoville, caja y componentes

    Published on mayo 18th, 2017 | by José Luis Zapata De Santiago

    0

    Scoville: único y picante

    Si buscan juegos con temáticas únicas (les recordamos nuestro top 7 de juegos con temáticas excéntricas), Scoville puede ser una opción interesante. Un juego en el que el objetivo es plantar y cosechar los chiles (ajíes, pimientos) más picantes, hacer guisados de chilli y vender nuestra cosecha, todo ambientado en una ciudad imaginaria en la que a todos les encanta el picante y están dispuestos a dar mucho por él.

    Diseñado por Ed Marriott y publicado por Tasty Minstrel Games, en Scoville los 2 a 6 jugadores somos granjeros que intentamos cruzar chiles para poder hacer los mejores y más picantes y administrarlos para poder hacer recetas, venderlos y ganar subastas para obtener más chiles. Todo esto es una carrera por tener más puntos de victoria de distintas maneras y al final, la persona con más puntos (sorpresivamente) ganará.

    Se trata de un juego de administración de recursos, los cuales se tienen que invertir para plantarlos en el tablero e irlos cosechando con los movimientos de sus lindos meeples de granjeros. Sin lugar a dudas un juego interesante con más estrategia de la que se ve de primera instancia.

    Scoville, tablero de juego

    Mecánicas

    Hay cuatro fases en los turnos de Scoville que, aunque son completamente distintas, trabajan en conjunto para lograr que los jugadores vayan creando estrategias de largo y corto plazo. Además de eso, el juego se divide en dos etapas (la mañana y la tarde), en la que se cambian algunos mazos pero las mecánicas se mantienen igual.

    Al inicio del juego, se plantan dos chiles al azar en la parte central del tablero, se colocan las cartas del Chili Cookoff que contienen recetas que de completarlas te darán puntos de victoria, las cartas de subasta y las cartas del Farmer’s Market. El número de cartas en el Chili Cookoff  y el Farmer’s market dependerá del número de jugadores.

    Además de eso cada jugador recibe un chile de los colores primarios y una pantalla para mantenerlos secretos, monedas y una tabla de referencia para el cultivo de chiles.

    El orden de turno es crucial en Scoville, ya que para algunas fases el orden del turno se invierte y puede dar una gran ventaja.

    Las cuatro fases son:

    1. Subasta. Los jugadores usarán sus monedas para pujar por el orden de turno y el orden en el que obtendrán cartas de subasta. Las cartas de subasta les darán, normalmente, chiles gratis. La subasta se tomando algunas monedas en el puño cerrado y revelándolas; el ganador es quien haya pujado más. Todas las monedas usadas son devueltas a la reserva.
    2. Plantar. En la fase de plantar, los jugadores colocarán uno de sus chiles en el tablero. Si son los primeros en colocar ciertos tipos de chiles, ganarán puntos de victoria extras.
    3. Cosecha. En esta fase los jugadores moverán su meeple de granjero hasta tres espacios (los lugares entre los chiles plantados). En cada paso que de, irá cosechando un chile. El color del chile cosechado será determinado por los dos adyacentes, usando una tabla de cruzas.
    4. Cumplir pedidos. En esta etapa los jugadores pueden canjear chiles por recetas o tarjetas del mercado de granjeros. También pueden vender chiles y ganar dinero dependiendo del número de chiles plantados en el tablero.

    El juego sigue hasta que hay un número específico de recetas o cartas del mercado de granjeros. Cuando esto suceda, se cambian los mazos a los de la tarde y se procede hasta que vuelve a haber un número estipulado de recetas o cartas de mercado.

    Scoville, tabla de cruzas

     Conclusiones

    Antes de jugar Scoville había escuchado que el juego puede llegar a ser repetitivo a momentos, además de que puedes hacer movimientos que sean “agresivos” con hacia los demás jugadores. La verdad es que, aunque es cierto que haces las mismas acciones una y otra vez, el grueso del juego se hace en el tablero, tanto en la estrategia que uses para decidir dónde plantas tus chiles y cómo te mueves.

    Si a esto le sumas el orden de turno variante (el jugador que va al último es el primero en cosechar, lo cual es una gran ventaja), Scoville tiene varios niveles de estrategia a corto y largo plazo.

    Puede parecer que el juego es repetitivo, es cierto, pero es un juego corto (la primer partida de tres personas nos duró una hora) que puede ser una gran introducción a euros más pesados. Quizás se pueda sentir un poco fiddly (muchos componentes que hay que estar manipulando y mucha información a la mesa) pero no más que en muchos otros euros.

    Si a esto le sumamos que tiene un diseño gráfico muy bonito y que la calidad de los componentes es genial (los meeples de chiles son un gran detalle y ¡son de distinto grosor para ayudar a los compañeros daltónicos!), TMG se ha lucido con un gran juego.

    Por desgracia, en mi caso no ha visto tanta mesa por dos razones: está en un espacio extraño entre un euro medio y un euro más pesado. Normalmente preferimos juegos que son bastante más pesados o mucho más ligeros. Pero esto dependerá mucho de tu grupo de juego.

    Scoville es una picante mezcla de subasta, manejo de recursos y razonamiento espacial. Una combinación inusual de un tema original y mecánicas bien hechas; sin lugar a dudas un giro fresco al tema de cosechar.

    Scoville: único y picante José Luis Zapata De Santiago

    Summary: Un euro medio con tema único y una combinación de mecánicas interesante; se queda corto para euro pesado y quizás algo monótono como euro medio.

    3.5


    Tags: , , ,


    About the Author

    Electrónico, blogger y fanático de los juegos de mesa. Los dados no me quieren pero yo los quiero de todas maneras.



    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Back to Top ↑