• Reseñas World's Fair 1893

    Published on junio 14th, 2017 | by José Luis Zapata De Santiago

    World’s Fair 1893: feria mundial y control de área

    Había escuchado hablar de Alex Kevern con anterioridad por su juego Bloodlines y por Gold West (editado por TMG al igual que Scoville). Sus juegos tienen diseños interesantes y World’s Fair 1893 no es la excepción, sobre todo porque combina elementos de area control y set collecting de una manera muy elegante y bien lograda.

    Además de eso tiene un tema poco común: la Feria Mundial de 1893 se llevó a cabo en Chicago y se presentaron muchos proyectos interesantes en distintas áreas de la cultura, las artes, ciencias y tecnología. Se llevó a cabo para celebrar el  400 aniversario de la llegada de Cristobal Colón al Nuevo Mundo. Entre las grandes presentaciones estuvieron las dadas por Tesla y Edison en el área de electricidad.

    Pero bueno, después de este breviario cultural, hablemos de World’s Fair 1893: de dos (algo interesante hablando de area control) a cuatro jugadores, se juega en media hora y es fácil de aprender. Jugamos más de cinco veces este juego de Renegade Games para hacer esta reseña.

    Tablero de juego World's Fair 1893

    Mecánicas

    En el juego, somos organizadores de la Feria Mundial e intentamos lograr tener la mejor reputación al final del juego. Para hacerlo, intentaremos que las exhibiciones que sugiramos sean aprobadas, ser las personas con más aliados en distintas áreas de la exposición y ser quien más use la rueda de la fortuna (¿?). Se juega durante tres rondas y quien haya tenido mejor reputación, será ganador.

    El juego consta de un tablero modular formado por una parte central en forma de rueda de la fortuna y cinco zonas que se colocan al azar alrededor de la misma. Es importante ver el lado de la rueda de la fortuna que se usa ya que varía dependiendo del número de jugadores. ¿Por qué? Porque la parte central del marcador será también la que marque el final de las rondas.

    Cada jugador contará con 22 cubos del mismo color que representarán a sus seguidores. Además de eso, el juego cuenta con 91 cartas de tres tipos distintos: exhibiciones (en los 5 colores correspondientes a cada una de las áreas), boletos de la rueda de la fortuna y personajes notables.

    Al inicio del juego se barajan las cartas y se colocan dos en cada zona del tablero. Hay que hacer notar que unas zonas del tablero pueden tener hasta 3 o 4 cartas distintas, dependiendo de lo que indique.

    Un turno de World’s Fair 1893 consiste de 4 sencillos pasos:

    1. Colocar a uno de sus seguidores en un área del tablero
    2. Usar las cartas de personajes notables que hayas obtenido el turno inmediato anterior. Estas cartas te permiten, a grandes rasgos, mover seguidores a otras áreas o colocar más seguidores en un mismos turno.
    3. Tomar las cartas que estén en el área en que hayas colocado a un seguidor. En caso de haber tomado uno o más boletos de la rueda de la fortuna, avanzar la rueda el número de pasos igual al número de boletos tomados.
    4. Agrega una carta del mazo a la zona en la que colocaste a tu seguidor y una a cada una de las dos siguientes áreas en el sentido de las manecillas del reloj. Si un área tiene el límite de cartas, se salta y se coloca carta en la siguiente.

    World's Fair 1893, cartas y cubos

    Así se irá jugando hasta que el carro de la rueda de la fortuna haya dado la vuelta al tablero central. Al momento que esto suceda se termina la ronda y se llevará a cabo una puntuación parcial. Los pasos a seguir cuando termina una ronda serían:

    • Más boletos de rueda de la fortuna. El jugador con más boletos de la rueda de la fortuna gana un punto por cada uno de ellos más dos puntos de bonificación.  Los demás jugadores ganan un punto por cada boleto.
    • Las cinco áreas ofrecen puntos a la persona que más seguidores tenga en ellas y, en algunos casos, también al segundo lugar. Además, el ganar mayoría en un área te permite aprobar exhibiciones de esa área. Las exhibiciones aprobadas se canjean por tokens que, acumulados en conjuntos, dan puntos al final del juego.
    • Se regresa un seguidor a cada jugador por cada par que esté en una zona. Es decir, si tienes cinco en una zona, quitarías 2. El resto se mantiene para las siguientes rondas.

    El juego termina después de tres rondas, se suman los puntos de reputación obtenidos y el jugador con más puntos es coronado como el rey de la Feria Mundial de 1893.

    Conclusiones

    Empezaré hablando de la producción del juego: Foxtrot Games y Renegade cumplen con la producción. El tablero modular es de alta calidad, los cubos tienen colores lindos y poco usados en los juegos y cada una de las cartas de exhibición tiene un proyecto distinto que fue presentado de verdad en la Feria Mundial junto con texto explicando de qué se trataba, algo que se agradece.

    Ahora bien, el juego es un euro ligero que combina dos mecánicas que normalmente no vemos juntas. Igual el tema podría haber cambiado y no le hubiera restado mucho al juego. Aún así, se agradece que se le haya puesto atención y dedicación al tema.

    El juego está en un espacio interesante. Es un juego que la manera de jugarse es muy fácil, pero lo complejo del juego radica en esa sencillez. El término elegante es muy usado a la hora de hablar de juegos de mesa, pero esta es la manera en que lo describiría. El juego va creciendo en complejidad conforme la partida avanza, empieza muy sencillo y, conforme avanza, tomar decisiones se vuelve más complejo.

    World’s Fair 1893 me sorprendió positivamente. Se agradece que se pueda jugar de dos jugadores y que funcionara, algo difícil tomando en cuenta la naturaleza del control de área, pero que se logra con pequeños ajustes. Algo que podría no gustarle a mucha gente es cómo funciona el juego con cuatro jugadores, ya que pasa a ser algo caótico. Igual, en general, la aleatoriedad de las cartas no permite que tengas mucho control sobre el tablero y es algo que puede no gustar a los jugadores experimentados.

    Una experiencia realmente refrescante si buscas algo para jugar en familia o con gente que no juegue tanto. Un nivel de complejidad estratégica que puede servir de puente a juegos más pesados. World’s Fair 1893 combina mecánicas de manera elegante, creando un juego que encierra mucha profundidad en reglas sencillas. Quizás por eso fue galardonado con el Mensa Select 2016, ya que son juegos que normalmente siguen esa línea (acá pueden ver los ganadores del Mensa Select 2017).

    World’s Fair 1893: feria mundial y control de área José Luis Zapata De Santiago

    Summary: World's Fair 1893 combina mecánicas de manera elegante, creando un juego que encierra mucha profundidad en reglas sencillas. Puede ser caótico, pero no por eso deja de ser divertido.

    3.5


    User Rating: 3.8 (1 votes)

    Tags: , , , , ,


    About the Author

    Electrónico, blogger y fanático de los juegos de mesa. Los dados no me quieren pero yo los quiero de todas maneras.



    Back to Top ↑