• Reseñas Super Motherload Caja

    Published on junio 6th, 2017 | by José Luis Zapata De Santiago

    Super Motherload: minería espacial, deckbuilding y tablero

    Super Motherload es un juego de deckbuilding (construcción de mazo) y tile-laying (colocación de losetas)]en el que los jugadores toman el papel los líderes de un equipo de minería de Solarus Corporation, quienes intentan explotar la riqueza mineral de marte en distintas misiones.

    La corporación le ha permitido a los líderes contratar a nuevos especialistas y entrenarlos para mejorar al equipo. Si mejoras lo suficiente tu mazo y cumples con las metas que te pone la corporación, se te otorgarán puntos de victoria. En un giro inesperado (no es cierto), la persona con más puntos de victoria al final del juego gana.

    Este juego está diseñado por Gavan Brown y Matt Tolman y publicado por Roxley Games. El juego está basado en un juego de mesa del mismo nombre que salió para PS3, PS4 y PC. La copia que jugamos es una copia entregada a La Matatena por Roxley para hacer esta reseña; la jugamos 6 veces con distinto número de jugadores.

    Mecánicas

    Como ya lo dijimos en un principio, el juego se trata en su núcleo de un juego de construcción de mazo y colocación de losetas.

    Al inicio, cada jugador comienza con un mazo base que representa los pilotos que forman parte de su equipo; conforme pasa el juego, los jugadores podrán ir mejorando su mazo contratando nuevos pilotos y entrenándolos. Para poder hacerlo los jugadores tendrán que invertir los recursos que obtengan del subsuelo marciano.

    Cartas Super Motherload

    Cada jugador tiene un mazo único que, además, tiene habilidades distintas lo que hace que el juego sea levemente asimétrico. Al contrario a lo que muchos juegos de deckbuilding hacen, en este juego no hay una reserva de cartas común para comprar, sino que cada jugador tiene su propio mercado de cartas. Estas cartas tienen un costo progresivo mayor.

    Además de eso hay un tablero modular que representa la superficie y subsuelo de Marte. Tiene hasta 4 partes, de las cuales sólo dos se ponen en juego al mismo tiempo y conforme avanza el juego se irán quitando y agregando nuevos niveles al tablero. Algo que da rejugabilidad es que cada nivel del subsuelo es de doble cara, lo que da dos opciones distintas para jugar.

    En el juego hay losetas negras de distintos tamaños que se colocan en el tablero para ir indicando las zonas que han sido minadas. El tablero muestra distintos tipos de terreno (suelo normal, piedra y placas de metal) que nos limitarán cómo podemos excavar. Encontramos también bombas y artefactos alienígenas (esos cráneos en el tablero) que nos ayudarán en la excavación.

    La manera de jugar es muy sencilla. En su turno los jugadores pueden hacer dos acciones de las tres posibles (pudiendo repetir):

    • Robar cartas de tu mazo a tu mano
    • Excavar
    • Usar una bomba

    Robar cartas permite tomar dos cartas de tu mazo y colocarlas en tu mano. Si en algún momento ya no tienes cartas que robar, debes barajar tu pila de descarte y ese se convertirá en tu nuevo mazo. Al final del turno cada jugador puede tener un máximo de cinco cartas en su mano, de otra manera debe descartarse hasta quedar con 5.

    Para excavar el jugador tendrá que jugar cualquier número de cartas del mismo color de su mano al área de juego, existen cartas que fungen como comodines. Por cada carta jugada se puede excavar un espacio en línea recta. Para hacerlo toma una loseta del tamaño necesario y la coloca en el tablero en algún lugar legal.

    Los túneles deben tocar ya sea la superficie u otro túnel lado con lado, no se puede esquina con esquina (aunque hay cartas que lo permiten). No se pueden sobreponer ni salir del mapa y para cavar sobre una placa de metal, el color de las cartas que jugaste debe corresponder con el del borde de la placa de metal.

    Área de juego

    Si en tu acción de excavación obtuviste minerales, debes colocarlos sobre una (y una sola) de las cartas en tu mercado. Cada mineral tiene distinto valor en dinero. Al completar el coste de la carta, esos minerales se descartan y la carta se agrega a tu pila de descarte (aquí está el deckbuilding).

    Para usar una bomba es necesario tener un token de bomba (se empieza con uno y se obtienen más en el juego) y una carta roja, las cuales incluyen distintos patrones en su parte inferior izquierda. Ese patrón indica la manera en que se podrá excavar. Habrá que colocar losetas formando ese patrón en un lugar legal. Usar bombas es la única manera de excavar en piedra.

    Objetivos

    Los puntos de victoria se logran conforme vas entrenando a tus pilotos (cada carta que compras del mercado da puntos de victoria) y conforme cumples ciertos objetivos. Al inicio del juego se seleccionan tres objetivos mayores (únicos) y se juega un mazo de objetivos menores que irá cambiando cuando los jugadores los vayan logrando.

    Los artefactos alienígenas son interesantes. Te dan un poder especial que se usa una sóla vez. Y cuando se excavan todos en el tablero es cuando se puede agregar un nuevo nivel. Si ya no quedan niveles, cubrir todos los artefactos desata el final del juego.

    Conclusiones

    Primero que nada, los componentes del juego son espectaculares. Roxley no defrauda con sus componentes: el tablero, los tokens y las cartas tienen muy buenos acabados. El cartón es grueso y de primera calidad y las cartas son de buen gramaje y acabado satinado.

    Además, el arte del juego es bueno. A muchos no les gusta la caja y lo entiendo (aunque a mi me gustó), pero el arte en las cartas es fenomenal. Un estilo de la era atómica de los 50’s combinado con un toque grunge desgastado. El diseño gráfico de la iconografía es bueno y sencillo de aprender después de jugarlo un par de veces.

    El juego se ve bien y se siente bien. Y no sólo eso, el juego es muy divertido. Es la sensación que tuve después de cada vez que lo jugué: se me hizo muy divertido. ¿Cuál es el detalle? Cómo cambia dependiendo del número de jugadores.

    Cuando tienes cuatro jugadores el juego se hace lento; una batalla contra el análisis parálisis. El tiempo entre turnos se vuelve muy largo porque todos buscan la mejor jugada.

    Jugar de 4 o hasta 3 jugadores convierte un excelente juego de estrategia en algo más táctico y reactivo: no puedes planear mucho porque es imposible saber cómo cambiará el tablero; no hay mucho incentivo para poner atención a lo que el otro hará. De a 4 jugadores roza casi un multisolitario táctico.

    Para mi la mejor manera de jugarlo y disfrutarlo es con dos jugadores, en donde el juego está a la par de muchos juegos de dificultad media para dos personas (Patchwork, Lost Cities, Jaipur) e incluso lo disfruto bastante más que varios de estos. Jugarlo de 3 es llevarlo al límite: aceptable, pero lo hace menos interesante. Dudo mucho volver a jugarlo de 4 jugadores.

    Super Motherload es gran juego que toma mecánicas distintas y las apropia uniéndolas de una manera especial y bien lograda. Único y extremadamente divertido, una nueva faceta de los deckbuilders con tablero. Es tan bueno que sus pocas fallas se hacen notar. Muy recomendable.

    Para saber más de Super Motherload visiten su página oficial y en el sitio de Roxley Games.

    Super Motherload: minería espacial, deckbuilding y tablero José Luis Zapata De Santiago

    Summary: Una nueva faceta de los deckbuilders con tablero. Muy divertido y entretenido si mantienen bajo el número de jugadores.

    4


    User Rating: 0 (0 votes)

    Tags: , , , ,


    About the Author

    Electrónico, blogger y fanático de los juegos de mesa. Los dados no me quieren pero yo los quiero de todas maneras.



    Back to Top ↑