• Reseñas Cooking Rumble

    Published on agosto 10th, 2017 | by José Luis Zapata De Santiago

    Cooking Rumble: bluff y cocina para dos personas

    Ya hemos hablado de los chicos de Aether Tower, a quienes hemos entrevistado y hablado de su primer proyecto exitoso en Kickstarter: Tricksters (el primero proyecto Méxicano de juegos de mesa). Los chicos de Aether Tower han avanzado en cuanto a lo que han logrado ayudando a otros proyectos de Kickstarter a ser Mexico Friendly, pero también han trabajado en un nuevo juego de mesa para Kickstarter: Cooking Rumble.

    Cooking Rumble es un juego para dos personas, editado por Aether Tower, diseñado por Emilio Estrada e ilustrado por Mariana Huipet. En el juego intentamos coronarnos como el “Master Chef” de una competición culinaria. Para lograrlo tenemos que leer a nuestros rivales y no dejarles ver qué es lo que queremos hacer.

    Fue una agradable sorpresa recibir uno de los prototipos del juego en el correo. Y creo que más agradable aún fue encontrarnos con un juego que superó nuestras expectativas. Si quieren saber cómo jugarlo y nuestra opinión del mismo, sigue con nuestras reseñas.

    Mecánicas

    Al inicio del juego, cada jugador recibe cuatro cartas de ingredientes: proteínas, vegetales, cereales y azúcar. Además de eso recibe algunos contadores necesarios para el juego y dos tokens de ingredientes (usados para cambiar algún ingrediente en las cartas de recetas).

    El objetivo del juego es ser el primero en hacer seis puntos de victoria. Para obtener puntos de victoria, es necesario completar Cartas de Recetas. Para completar las cartas de recetas es necesario colocar tres de los contadores en alguna de las Cartas de Recetas reveladas. Los ingredientes se deben completar en el orden correcto, indicado en las cartas.

    Para iniciar el juego se revelan tres cartas de recetas. Los turnos son sencillos:

    El jugador activo juega una carta de ingredientes boca abajo.
    El oponente intenta adivinar qué carta jugó.
    Se asignan puntos.

    Los turnos son, entonces, rápidos. Al jugar la carta, los jugadores intentarán completar alguno de los ingredientes, que estén de su lado, en las cartas de recetas, las cuales son comunes para los dos jugadores. Antes de escoger carta, el jugador activo puede usar un token especial que le permite cambiar uno de los ingredientes de la carta; el token se queda ahí hasta que la carta sea completada.

    Si el oponente no adivinó qué ingrediente iba a jugar el jugador activo, el jugador activo coloca un contador sobre el próximo ingrediente en una carta en la que la carta que jugó sea el ingrediente próximo. Es decir, hay que mantener el orden.

    Por otra parte, si el oponente adivina correctamente, puede colocar un contador sobre cualquiera de los ingredientes de su lado.

    Después de colocar algún contador, las cartas se pueden haber completado; de ser así, el jugador que la completó toma esa carta y devuelve los contadores y tokens de ingredientes (si los hay) al jugador respectivo. Las cartas representan distintos platillos y cada una tiene un valor distinto, el primero que llegue a 6 puntos, gana.

    Conclusiones

    Como bien dijimos antes, Cooking Rumble es un juego de nicho. Los juegos para dos jugadores normalmente son difíciles de acomodar, aunque en La Matatena les tenemos mucho cariño. Ahora, si se trata de un filler, esto puede ser aún más difícil. Según comentó en la entrevista con Reiner Knizia, fillers de dos personas son juegos que las editoriales rara vez aceptan.

    Sobre los componentes no vale la pena hablar mucho, ya que esta copia de prototipo es sólo eso. Pero si siguen con la calidad de su campaña pasada, estoy seguro que no habrá quejas. Aún así, vale la pena decir que el juego logra mucho con pocos componentes. El arte es muy lindo y queda completamente con la temática del juego. Logra hacerlo juguetón sin hacerlo completamente infantil.

    Creemos que Cooking Rumble se merece un espacio en tu colección. En su corazón, nos recuerda a grandes juegos abstractos como los de Reiner Knizia (guardando sus distancias): destilados para obtener una experiencia completa en pocas reglas. Cooking Rumble logra ser elegante y entretenido, un filler con bastante profundidad en el que el bluff y la deducción se encuentran bien aderezados.

    Eso sí, me gustaría ver más del juego. Espero que los stretch goals de su próxima campaña de Kickstarter logren darle nuevos sabores. Quizás agregar nuevas cartas de recetas que tengan alguna pequeña habilidad, o alguna nueva carta de ingrediente que pueda dar alguna bonificación. Aún así, Cooking Rumble tal como está, es muy entretenido. 10 minutos que se hacen emocionantes e incluso tensionantes. Y el hecho de que dure tan poco ayuda a que sea algo que puedas jugar en cualquier momento.

    Les sugerimos que le den un vistazo a la próxima campaña de Kickstarter, porque si buscan un juego para dos personas que agregue algo interesante a su colección, acá lo tienen.

    Actualización:

    Visiten la página de Cooking Rumble en Kickstarter, donde encontrarán que tienen una versión portátil (parecida a la que usamos para esta reseña) y una versión deluxe con más componentes y acceso a los stretch goals. Los costos rondan los $8-15 USD dependiendo de la versión.

    Tags: , , , , ,


    About the Author

    Electrónico, blogger y fanático de los juegos de mesa. Los dados no me quieren pero yo los quiero de todas maneras.



    Back to Top ↑