• Tops Juegos para jugar en menos de una hora

    Published on enero 17th, 2017 | by José Luis Zapata De Santiago

    0

    7 juegos de mesa para jugar en menos de una hora

    Muchas veces queremos jugar juegos de mesa pero tenemos problemas por el tiempo; hay juegos que ya sea por la mecánica de los turnos, la cantidad de estrategia y lo mucho que hay que pensar o el número de jugadores, se pueden alargar a más de una hora.  Pero eso no quiere decir que no existan buenos juegos que duren poco; de hecho hay muchos.

    Es por eso que en La Matatena decidimos crear un top 7 de juegos de mesa que puedes jugar en menos de una hora; si bien es cierto que algunos de ellos muy apenas alcanzan a llegar a la marca de una hora, si los juegas con jugadores experimentados fácilmente se mantiene en el límite de tiempo. ¿Cuál es su favorito?

    Splendor (30-40 minutos)

    Splendor forma parte de la selección de juegos favoritos en La Matatena; quizás el tema sea algo flojo y no está tan relacionado con las mecánicas (somos comerciantes de joyas renacentistas, es un juego de cartas engine builder con set collection).

    Ya hablamos del juego en nuestra reseña del mismo, pero básicamente se trata de ir recolectando cartas que representan minas, rutas comerciales y tiendas o talleres de joyas, algunas de las cuales tienen puntos de victoria. Además de eso, cada carta que compras te da un descuento en futuras cartas.

    Los niveles de estrategia son amplios en Splendor y hay cierto grado de azar que afecta el juego de manera positiva, ya que está bien equilibrado con las piezas de los nobles que se descubren al inicio del juego y hacen que el juego sea distinto cada vez. Amplia rejugabilidad. Además, es corto, por lo que es un juego que fácilmente se puede acabar en media hora con jugadores experimentados.

    7 Wonders (30-40 minutos)

    No hay muchos juegos que puedan escalar de 2 a 7 jugadores sin incrementar mucho el tiempo de juego, pero 7 Wonders lo hace y muy bien. Tiene reglas sencillas y es fácil de entender lo que lo hace accesible para todo tipo de jugadores. Quizás la parte más difícil es hacer el puntaje al final, pero aún así es un juego que vale la pena tener para jugarlo con hasta 7 personas en menos de una hora.

    El objetivo del juego es construir una civilización a través de 3 rondas (llamadas eras en el juego), cada ronda se juega con un mazo distinto de cartas. Construyes tu civilización jugando cartas en tu área cada turno y pasando el resto de tu mano al jugador a tu izquierda o derecha dependiendo del turno (la misma mecánica base que tiene Sushi Go!) esto es lo que lo hace interesante; no sólo tienes que tomar las mejores cartas para ti, sino también bloquear los posibles desarrollos de tus vecinos.

    Hay distintos tipos de cartas cada una con una dinámica de puntaje distinta. Esto hace que los jugadores se puedan ya sea diversificar o concentrar en alguno de estos tipos de carta para lograr la victoria.

    El juego cuenta con varias expansiones que lo hacen muy bueno y tiene una variante para dos jugadores que es buena pero se queda un poco corta. Si buscan un juego del estilo de 7 Wonders para dos personas, les recomendaría a su hermano, 7 Wonders Duel. Aún así, por el número de jugadores, las mecánicas interesantes y jugarlo en poco tiempo, 7 Wonders es un juego que debe estar en tu colección.

    Carcassonne (40-50 minutos)

    Un clásico de clásicos; el Spiel des Jahre del año 2001, se trata de un worker placement con tile placement que crea una experiencia única, tal cual como lo dijimos en la reseña que hicimos de Carcassonne.

    Incluso aunque es un juego lleno de opciones y posibilidades, la dinámica de los turnos (tan siquiera con las reglas oficiales) hace que sean rápidos y ágiles.

    En el juego estamos intentando construir una de las bellas regiones del sur de Francia, poblándola con ciudades, castillos, caminos y monasterios. Podemos ganar puntos colocando a nuestros vasallos en las construcciones que vayamos haciendo. Sencillo en naturaleza pero con una buena profundidad estratégica, Carcassonne es ágil pero satisfactorio.

    El juego escala muy bien de dos a más jugadores aunque sí puede ser más lento conforme se vayan agregando jugadores; 2 o tres personas sería lo ideal para jugar en menos de una hora. Si a esto le sumamos que tiene muchas expansiones que pueden alterar el tiempo de juego, es el juego base con quizás una expansión el que se podría jugar de manera más ágil.

    Race for the Galaxy (30-60 minutos)

    En Race for the Galaxy los jugadores intentan construir civilizaciones galácticas jugando cartas en frente de ellos que representan los mundos que van conquistando o los desarrollos tecnológicos o sociales que van logrando. Algunos mundos permiten tomar cartas extra, producir bienes que pueden ser consumidos después o darles habilidades únicas.

    El juego tiene una parte de turno simultáneo que es lo que hace que sea ágil y relativamente rápido; a menos de que alguien entre en un analisis paralisis, algo que no es poco común en un juego con tantas opciones. Aún así, con jugadores experimentados y dependiendo del número de jugadores, el juego puede fácilmente durar menos de una hora.

    Los turnos en realidad son sencillos una vez que los jugadores entienden cómo jugar; aunque es uno de esos juegos en los que entiendes muy bien las mecánicas o estás completamente perdido, algo que hace que no a cualquiera le encante. Aún a´si, por su sencillez, profundidad estratégica y rapidez, Race for the Galaxy es un gran juego para jugar en menos de una hora. Algo interesante es que incluso cuenta con una expansión que permite jugar en solitario y se convierte en un gran juego si quieres jugar juegos de mesa aunque no tengas con quien.

    Ticket to Ride (40-60 minutos)

    Ticket to Ride es, junto con Catan, una de las franquicias más exitosas de juegos de mesa al momento. ¿Por qué? Porque es sencillo en su manera de jugar, ofrece decisiones interesantes en varios niveles y lo puedes aprender en 10 minutos, por eso forma parte de nuestra colección de 10 juegos de mesa para jugadores nuevos.

    En el juego eres un magnate de inicios del siglo XIX que quiere construir la mayor cantidad de rutas ferroviarias en EEUU. Ticket to Ride usa algunas mecánicas parecidas a las del rummy para construir las rutas (u otros países si es que tienes las expansiones) y las reglas son sencillas: toma algunas cartas o juega cartas. Los turnos pasan rápido y explicar las reglas será cuestión de minutos.

    Escape: The Curse of the Temple (menos de 30 minutos)

    Escape: The Curse of the Temple es un juego de mesa cooperativo en el que los jugadores intentan escapar de un templo que está maldito (nadie esperaba eso) antes de que el templo colapse y queden nuestros aventureros queden atrapados; en pocas palabras, es la escena de escape de Indiana Jones en un juego de mesa.

    Lo que hace que este juego sea interesante es que se juega en tiempo real: los jugadores tiran los dados y llevan a cabo sus acciones en tiempo real. Deben tirar el símbolo correcto para poder entrar en habitaciones específicas y poder descubrir los tesoros y artefactos mágicos que hay en ellas.

    El juego además tiene un soundtrack que sugiere se esté escuchando mientras juegan, porque en ciertos puntos se escucha una cuenta regresiva y si los jugadores no están en un lugar seguro cuando la cuenta termine, pierden un dado, lo que hace más difícil el escape.

    El juego es interesante en sus mecánicas y el hecho de que tenga un soundtrack que va determinando cómo se juega lo hace innovador e interesante. El aspecto del tiempo real es emocionante para muchos jugadores y hace que el juego sea corto pero interesante y muy dinámico.

    Las Vegas (30 minutos)

    Las Vegas

    Las Vegas es probablemente uno de los juegos más entretenidos que se pueden jugar sólo con dados normales de seis lados. El juego es ágil y divertido porque permite a los jugadores tirar un montón de dados y después escoger qué hacer con ellos; esto hace que el factor suerte afecte al juego y pasen cosas improbables pero divertidas. Aún así, la suerte no decide todo ya que los jugadores pueden generar ciertas estrategias que les permitan tener más posibilidades de ganar, porque es un area control con tiradas de dados.

    En el juego, somos apostadores en la ciudad de la perdición y hay seis casinos a los que podemos apostar para ganar, cada uno de ellos con un número correspondiente a cada cara del dado, es decir del 1 al 6. Tenemos tres rondas para obtener la mayor ganancia posible. Al inicio de cada ronda se reparte dinero en cada casino y esa es la cantidad a ganar. En su turno los jugadores tiran los dados y “hacen apuestas” en uno de los casinos, poniendo ahí los dados que hayan salido correspondientes al casino en que se está apostando. El que tenga más dados en un casino, se lleva el premio correspondiente.

    Sencillo y ágil, cada ronda permite ir amasando una pequeña fortuna. Los turnos son rápidos y ágiles y se puede jugar de 2 a 5 jugadores; y la variante de dos jugadores está bien implementada y permite otro nivel de estrategia dentro del juego. Si les gusta tirar dados, este juego vale la pena.


    ¿Tienen alguna otra sugerencia? ¿Nos faltó otro juego? ¿Hay alguno que en la lista que no debería estar acá? Somos todos oídos y esperamos sus sugerencias.

    Tags: , , , , , ,


    About the Author

    Electrónico, blogger y fanático de los juegos de mesa. Los dados no me quieren pero yo los quiero de todas maneras.



    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Back to Top ↑