• Tops

    Published on enero 12th, 2017 | by José Luis Zapata De Santiago

    5 juegos de mesa que se merecían más atención en 2016

    2016 fue un gran año para los juegos de mesa (como lo demuestra nuestra lista de los mejores juegos del 2016) y el 2017 se avecina con grandes propuestas de juegos de mesa. Aún así, año con año salen muchísimos juegos de mesa para todos gustos, de todos colores y sabores; es a veces hasta difícil seguirle la pista a tanto juego de mesa. Y algo que sucede muy seguido es que algunas joyas se quedan ocultas entre esa gran oferta de juegos.

    Es por eso que en La Matatena hemos decidido hacer esta pequeña lista con algunos de los juegos que salieron el 2016 y no recibieron tanta atención de los medios; aún así, cada uno de ellos son buenos en distintas maneras, haciéndolos excelentes adquisiciones si quisieran agregar algo interesante a su colección.

    Secret Hitler

    Secret Hitler es un party game de deducción muy al estilo de The Resistance/Avalon o Mafia, aunque tiene mucho más fascismo y acusaciones de que alguien es Hitler.

    El juego comienza con 5-10 jugadores a los que a cada uno se le asigna una identidad secreta con su afiliación a algún partido y una carta de personaje. La mayoría de los jugadores van a ser liberales alemanes de la década de 1930, pero algunos de ellos son fascistas afiliados al partido; y uno de esos fascistas es el mismísimo Hitler. Sólo los fascistas se conocen entre si, los demás jugadores no saben quién es o no es fascista.

    Cada ronda los jugadores escogen a un presidente y a un canciller. Juntos y en secreto esas personas eligen alguna de las tres políticas gubernamentales que se pueden proclamar. Los liberales ganan si se proclaman 6 políticas liberales. Los fascistas ganan ya sea proclamando (discretamente) 5 políticas fascistas o (conforme el juego avanza) haciendo que Hitler sea elegido canciller.

    El juego se convierte en un embrollo de acusaciones, mentiras, secretos y traición. Nunca nadie se ha divertido tanto acusando a sus amigos de ser Hitler. Si les interesa, incluso ofrecen una opción print & play completamente gratuita en su sitio oficial.

    Xenon Profiteer

    ¿Quieren un juego con un tema poco usado? Es más, ¿quieren un juego con un tema que nadie jamás a usado (y probablemente nadie más vaya a volver a usar nunca)? Entonces lo que ustedes buscan es Xenon Profiteer.

    El xenón es un gas noble del cual se encuentra muy poco en la atmósfera de la Tierra, pero es muy usado en varios avances tecnológicos por lo que la demanda por xenón en los últimos años ha crecido mucho. El objetivo del juego, como su nombre lo dice, es obtener la mayor ganancia de la producción y distribución de este gas.

    Las mecánicas del juego son únicas también: se trata de un deckbuilder que constantemente te obliga a descartar cartas de tu mazo para quedarte sólo con el xenón y así poder ganar dinero, metas o comprar e instalar equipo.

    Algo que me llamó la atención de este juego además de su temática tan única es el hecho de que toma una mecánica de juego muy conocida y con éxito probado e intenta hacer algo nuevo con ella. Es un juego ideal para los nerds científicos pero muy accesible para cualquier otra persona que se quiera hacer rica produciendo xenón. Una lástima que haya pasado desapercibido por muchos.

    Arcane Academy

    Este fue el juego sorpresa de los creadores Eric Lang (Blood Rage y Arcadia Quest) y Kevin Wilson (Arkham Horror, Cosmic Encounter y Descent: Journeys in the Dark). Ahora, es una sorpresa no por el hecho de que no lo hayan anunciado sino porque (tomando en cuenta el tipo de juegos que han hecho) mucha gente esperaba algo distinto de la colaboración de estas personas. Y el resultado no es malo en absoluto, al contrario, es muy bueno.

    En Arcane Academy las batallas del futuro son peleadas por magos poderosos. Los jugadores toman el papel de sus aprendices, los cuales entrenan para poder más adelante pelear. Durante el juego, los aprendices obtienen elementos, aprenden nuevos hechizos y coleccionan fragmentos de cristales y voluntad.

    El juego es en realidad un puzzle en el que intentamos ir armando nuestro propio tablero que nos irá dando nuevas acciones cada turno en una especie de engine building muy al estilo de Splendor. Es sencillo de aprender y fácil de jugar, pero no deja de ser un reto interesante.

    World’s Fair 1893

    Este título es una recomendación directa de la lista de los mejores juegos del 2016 de los chicos de Meeple Mountain; se trata de World’s Fair 1893, otro juego con una temática bastante única.

    El juego en si es un area control card drafting/set collecting en el que las dos mecánicas están elegantemente ligadas. Aún a´si, el juego es sencillo y ligero, con reglas que se pueden explicar en 10 minutos y se vuelve una gran introducción a las distintas mecánicas que involucra.

    Quizás la frase “diseño elegante de mecánicas de juego” haya sido usado demasiado, pero si hay un juego que lo tiene es World’s Fair 1893. Es simple sin ser soso porque en su simpleza se esconde mucha estrategia y muchas posibilidades. Quizás el único contra que le pondría es que a veces es difícil sentir que tienes mucho control sobre el tablero; por eso es que el juego premia mucho la adaptabilidad. El juego no es complejo y eso hizo que a muchos no les gustara. Aún así, eso no lo veo como algo malo sino como una gran oportunidad de convertirse en un juego más para atraer a más gente al hobby.

    504

    El 2016 nos trajo juegos grandes, llenos de aventuras y sagas mensuales con historias que se mantienen conforme se va jugando, reinos místicos y mucho más. Aún así pocos juegos han sido tan ambiciosos como 504.

    ¿Por qué ambicioso? Porque 504 no se trata de un juego, sino de 504 juegos en una sola caja. Así es, 504 juegos. ¿Cómo lo hacen? ¿Se trata acaso de una Tardis o la bolsa de Hermione Granger? No, lo hacen jugando con las reglas.

    Las reglas del juego tienen 9 tipos de juego que se separan en tres secciones: una sección de reglas principales, una sección del sistema económico del juego y una sección de reglas adicionales. Para jugar con cualquier combinación de esas tres secciones de los 9 juegos sólo se ajustan las reglas y a comenzar.

    Por ejemplo, puedes jugar un juego de guerra (sección 1, tipo de juego 4) en la que ganas dinero usando una mecánica de carreras (sección dos, tipo de juego 2) con reglas extra correspondientes a cómo construir caminos (sección tres, tipo de juego 6). Usando teoría combinatoria básica podemos ver que el resultado son 504 juegos únicos.

    Los juegos se pueden jugar con hasta 4 jugadores y hay juegos que tardan desde 20 minutos hasta dos horas; algunos son más divertidos que otros, no cabe duda, pero sólo hace falta dar una búsqueda en internet para ver los juegos que, según los jugadores, son los mejores que se pueden crear con 504. Un juego innovador y con mucha rejugabilidad, aunque no es para todos.


    Con la cantidad de juegos que salen cada año ¿Cuáles fueron las joyas ocultas del 2016 que ustedes descubrieron? ¿Hubo alguno que se nos haya pasado? ¿Han jugado alguno de los juegos que mencionamos? Encontrar esos juegos que no recibieron el amor que deberían es siempre muy satisfactorio.

    Tags: , , , , , ,


    About the Author

    Electrónico, blogger y fanático de los juegos de mesa. Los dados no me quieren pero yo los quiero de todas maneras.



    Back to Top ↑